Consejos para mejorar tu eficiencia energética en tu nuevo piso

Si consigues reducir el gasto energético para rebajar el importe de tu factura no te pierdas el siguiente artículo. Te damos una serie de consejos para mejorar la eficiencia energética en tu nuevo piso y te revelamos cuáles son las tarifas más atractivas del mercado.

¿Cómo ahorrar con tu tarifas?

En los últimos diez años la factura eléctrica de los españoles se ha encarecido más de un 80%, según afirma un estudio realizado por la asociación de consumidores Facua (Consumidores en Acción). Por eso cada día son más los ciudadanos que optan por alternativas para reducir su consumo energético y, de esta forma, conseguir disminuir el elevado importe de sus facturas.

Esto puede conseguirse de varias formas. Una de las más importantes se hace al contratar el gas o la luz al mudarte a tu nueva casa, ya que es un momento clave que determinará cuánto gastamos al mes. Es necesario tomarse el tiempo para elegir una tarifa conveniente al contratar el gas o la luz, aunque gracias a los comparadores de tarifa es posible confrontar la ofertas y contratar teniendo en cuenta los precios de cada una.

 Por ejemplo, una de las interesantes para aquellos que pasen la mayor parte del día fuera de casa es la tarifa con discriminación horaria, ya que puede conseguirse un ahorro interesante si se concentra el consumo durante la noche. Estas tarifas pueden contratarse llamando al teléfono de atención al cliente de cualquier comercializadora, como Iberdrola, Holaluz o Endesa. Además, el teléfono de atención al cliente de Iberdrola, Repsol o Podo también dispone de un departamento especial para empresas que necesiten una tarifa con discriminación horaria ajustada a su negocio.

Consejos para mejorar tu eficiencia energética en tu nuevo piso

● Las ventanas
A través de las ventanas es uno de espacios donde se producen con mayor frecuencia los puentes térmicos. Esto son fugas térmicas por donde se escapa hacia el calor o frío generado en casa con el aire acondicionado o con la calefacción o por donde entra la temperatura del exterior al interior del hogar. Las ventanas dobles son una buena forma de romper estos puentes térmicos, pero también es importante tener la costumbre de cerrar las ventanas para controlar el flujo de aire en la casa.

● Las puertas

Las puertas también son espacios por donde la temperatura escapa o entra, ya que son una salida para las fugas térmicas. Las puertas francesas o puertas con cintas selladoras son ideales para conservar la temperatura, sin embargo, al igual que ocurre con las ventanas, de nada sirve si tenemos todo abierto de par en par.

Al igual que ocurre con las ventanas, las puertas deben aislar cuando están cerradas. La mejor solución es una puerta o ventana nuevas que tengan un buen aislamiento ya de serie para reducir la pérdida de calor y frío por las rendijas.

● Las paredes

Uno de los problemas fundamentales de las fugas térmicas es que con la pérdida de la temperatura deseadas obligamos a la calefacción o aire acondicionado a trabajar el doble para mantener el confort, lo que conlleva un mayor gasto energético. Las puertas o ventanas son puentes térmicos grande y evidentes. Sin embargo, existen pequeños recovecos casi invisibles por donde las corrientes de calor o frío corren a sus anchas. Por ello, si te decides a hacer reformas, son ideales las inyecciones de materiales como lana de rocas en paredes, suelo o techo, a través de las cámaras de aire vacías, especialmente en la fachada exterior. De esta forma podemos acabar definitivamente con las fugas de temperatura.

¿Quieres saber más sobre eficiencia energética? Te invitamos a leer el siguiente artículo y esperamos que consigas convertir tu nuevo piso en un hogar eficiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *